Fernando Segador

 
(+34) 924 847 662 | (+34) 607 859 316
jamon-punto.jpg
jamon-punto.jpg

¿A quien no le gusta el jamon? ¿Y un buen jamón? ¡A todos! Está claro. Pero hay ocasiones en las que comprar un buen jamón es casi misión imposible. 

Es complicado tomar la decisión correcta a la hora de elegir un jamón entre tanta variedad. Y por supuesto debemos tener en cuenta la inversión que hay que realizar para poder hacernos con él. Por eso, es importante que siempre, siempre, sepamos qué tipo de jamón estamos comprando. 

Por eso, en el post de hoy, nos vamos a centrar en las principales claves que debéis conocer a la hora de comprar un jamón de calidad y por un precio razonable.

¿Te interesa? Perfecto pues allá vamos. 

Y un jamón.

Sin duda, el jamón es uno de los productos estrellas, no sólo en fechas señaladas como Navidades, cumpleaños o bodas, sino que hoy en día es muy normal en la casa de cualquiera persona haya jamón para acompañar el desayuno a mediodía como está. Incluso para los bocadillos de los más pequeños es perfecto.

Sin embargo, a veces apostamos por un jamón equivocado. Nos dejamos llevar demasiado por el precio, por esas ofertas que recibimos en casa donde lo único que se ve es un precio que ha bajado, sin importar casi qué jamón sea, sólo que ahora el kilo de jamón cuesta la mitad.

Éste tipo de estrategias de venta, son sin duda lícitas, pero a veces buscan más atrapar al cliente mediante una estrategia de reducir precios en lugar de apostar por ofrecer una pieza de jamón de calidad.

Y, la verdad, es preferible gastar un poco más en un buen jamón en lugar de apostar por un jamón mediocre sólo por ahorrarnos unos pocos euros.

A todos nos ha pasado alguna vez que vamos a una boda y comemos un jamón espectacular, bien cortado, en su punto justo. Sin duda, el profesional que corta el jamón sabe lo que hace, y es el máximo responsable de ello. Por esta razón, sabe elegir un buen jamón.

Pero tranquilos porque a continuación te vamos a dar unas pautas para que tú también sepas elegir fácilmente un buen jamón sin correr riesgo ninguno.

Pautas para elegir un gran jamón y no enloquecer en el intento.

Lo primero que tenemos que aclarar es que no debemos dejarnos llevar por el peso. Al contrario de lo que se suele decir, un jamón de mayor peso no es siempre sinónimo de mayor calidad. De hecho, los jamones de cebo suelen ser más pesados que los jamones de bellota.

Lo buenos jamones son estrechos y alargados, siendo más largos que anchos.

La forma y el color de la pezuña son también un elemento que podemos tener en cuenta para verificar el tipo de crianza del animal. Así, pezuñas más largas suelen ser sinónimo de crianzas en entornos cerrados y apenas habrán pisado campo. Por eso suelen ser sinónomo de peor calidad.

Un jamón de calidad tendría una pezuña redondeada y de color negro o casi. Y un jamón 100% ibérico de bellota tendrá la pata más fija con una pezuña claramente desgastadas debido a los paseos que el animal haya realizado por la dehesa.

Otro elemento importante es el color del jamón, aunque esto no es algo que podamos ver antes de realizar la compra. Una carne más rosácea será indicativo de que el jamón es de cebo, mientras que un color más oscuro, similar al vino tinto, es sinónimo de un jamón de bellota.

La veta es clave también para identificar un jamón. Los jamones ibéricos tienen siempre menor veta, es decir, menos grasa. Por el contrario, los cerdos más sedentarios, los de explotaciones intensivas alimentados a base de pienso, tienen mayor cantidad de grasa.

Elige el mejor jamón

Ahora que ya conoces las pautas para elegir fácilmente el mejor jamón, ya no tienes excusa para volver a comprar un jamón mediocre. Pero si no tienes tiempo para ello, nosotros, en Gourmentia, lo hemos hecho por ti.

Por eso te traemos una oferta espectacular en los mejores jamones del mercado y, como no, de origen extremeño. Jamones de nuestra Dehesa, los mejores del mercado sin duda alguna.

Te recomendamos nuestro jamón ibérico cebo de campo, un jamón 75% ibérico. Los cerdos de los que obtenemos estos jamones son criados en libertad y se alimentan a base de piensos de calidad además de lo que encuentra naturalmente en la dehesa. 

Y también te recomendamos nuestro jamón ibérico de bellota dehesa de Extremadura, un jamón con Denominación de Origen, procedente de cerdos criados en libertad en las mejores dehesas de nuestra tierra extremeña, que dan por resultados uno de los manjares más exquisitos de la gastronomía extremeña.

Visita nuestra tienda online y descubre todo lo que tenemos para ti.